Si no encontraste lo que estabas buscando, probá buscándolo acá abajo:


Con la llegada de los teléfonos móviles inteligentes (smartphones) se ha redefinido la naturaleza del teléfono, que ya parece más una computadora para acceder a Internet que un aparato para conversaciones telefónicas. El problema, como señalan nuestros amigos de Consumer, es que cuanto mayor es la complejidad, más vulnerable se vuelve un sistema y, por tanto, los nuevos sistemas operativos implican un aumento de los riesgos de seguridad y privacidad.

Uno de los métodos más utilizados para vulnerar la información almacenada en dispositivos móviles son los ataques dirigidos a personas concretas, como altos directivos de empresas, personalidades o celebridades, con el objetivo de acceder a información confidencial. Estos ataques de ingeniería social, denominados “Whaling“, son una variante del Phishing, pero con una diferencia al respecto: el atacante sabe exactamente a quién asalta y la información que quiere conseguir. Nuevos desarrollos tecnológicos, secretos empresariales o fotos privadas de famosos son algunos de los tipos de datos más susceptibles de robo.

Continuar leyendo el resto de la nota >>